Spin-off

Spin-off

sábado, 25 de abril de 2015

Salto Atrás.... (VI)...





   Berlìn, 1996....


 Amara y yo nos la vimos difícil. Pasamos frío, sí, dormíamos donde nos agarraba la noche, pero nunca dejé que pasara hambre; ella siempre fue, es y será mi prioridad.
    Llegamos a Berlìn en la parte trasera de un camión, el señor que conducía era muy amable, vivimos con él y su esposa por unas semanas. Hasta que de la nada, un día, apareció una mujer en compañía de dos militares.
   Sacaron a los dueños de casa, y sólo nos quedamos aquella mujer y nosotras dos. 
   Dijo llamarse Margot, y que deseaba llevarnos con ella a un lugar donde viviríamos mejor, que sabía por lo que habíamos pasado y sólo quería ayudar. Yo no le creí  y Amara me miró y negó con la cabeza; no era seguro.
   Accedimos a ir con ella sólo por proteger a quienes nos brindaron su hogar y cariño. Porque sabíamos que si nos negábamos la cosa se pondría fea, y ellos morirían.
 En el coche donde nos llevaban pregunté cómo nos había encontrado, dijo que Wolfgang Heinz hijo nos siguió desde Hamburgo. Debí asegurarme de que él y Viktor estuvieran en el instituto cuando este ardía en llamas, pero no tenìa tiempo para ello, debía salir de allí con mi hermana.
   
  Su nombre completo era Margot Schline, psicóloga y directora de un orfanato similar al instituto de donde escapamos. ¿Qué otra cosa podía esperar? 
 Al menos no me separó de Amara, nos dio una habitación sólo para nosotras y eso lo agradecí. 
 Días después de nuestra llegada al orfanato Margot me llevó a su despacho para conversar conmigo, al principio sólo preguntó sobre lo que me gustaba y luego quiso ahondar más en la vida de una niña de nueve años. Cómo si no supiera lo que mi hermana y yo hemos pasado.

-Amelia, ¿matarías por tu hermana?-inquirió, con sus azules ojos escrutándome.-¿Serìas capaz de hacerlo?

-De ser necesario, y ya quiero salir de aquí. ¿Puedo irme?

-¿Por qué? Tu respuesta fue muy fuerte para alguien tan pequeña.

-Si le digo por qué ¿me deja salir?

-Sí.

-Porque es la única familia que ustedes me dejaron, y la familia se cuida, se protege; y la protegeré de usted y de quién se atreva a herirla.-Bajè de la silla y agregué:-Sí, mataría por ella. ¿Puedo irme?


   Me gané a los demás chiquillos del lugar, era como una especie de revolucionaria y eso a la doctora no le gustó. Acostumbraba a encerrarme en mi habitación  pero yo encontraba la forma de escaparme; asì como me escapaba del orfanato para comprarle dulces a Amara, y en una ocasión le regalé un oso de peluche. 

-¡Qué lindo!-rió cuando se lo enseñé.- ¿Cómo se llama, Ame?

-Obluda, monstruo buajajajaja....

   Amara rió mucho esa noche...
 Me hice amiga del guardia de seguridad, y él me ayudó en más de una ocasión a salir sin que la doctora lo notara.
   Un jueves de mayo, que regresaba del comedor, encontré a mi hermana discutiendo con una chiquilla llamada Davina. Ésta le había quitado su muñeco y no se lo quería devolver, cogí el arma que tenìa debajo del colchón, arma que días antes le había robado a la doctora de su bolso; y le apunté en la cabeza.

-Davina, ¿sabes lo que pasa cuando se aprieta el gatillo?-sonreí, era de la misma edad que yo y se comportaba como si tuviera menos. 

-Lo devolveré, ¿vale?-dijo con miedo, y lanzó el muñeco a los pies de Amara.-Allí está.

   Me aparté de ella con el arma abajo. Me volví  y noté el rasguño que Amara tenìa en la mejilla.

-¿Qué te pasó?-le pregunté.

-Nada, Ame, ella me quitó mi muñeco y ya.

   Escuché la risita de Davina, y me enfadó. Di media vuelta y disparè sin pensármelo.

-No Ame....

   Oí aproximarse voces y pasos.

-Vete, vete Ame, deja el arma....vete o te llevarán lejos.-me decía Amara.

-No voy a dejarte, ¿vale? Volveré por ti más tarde.

   Corrí fuera de la habitación, ya la doctora Schline me había amenazado con llevarme a otro lugar apartada de mi hermana si me dejaba gobernar por mis impulsos de defenderla..... 
   Yo estaba mal, estaba realmente mal... Creì que no me habìa afectado tanto el estar en aquel instituto del terror, pero sì me afectò... Me volvì una asesina.... Pero mi hermana era ¿una causa justa?...
    Y sin embargo... Sin embargo no pude volver por ella.... 
    Viktor apareció....