Spin-off

Spin-off

jueves, 21 de junio de 2018

Alas de Cielo y Mar

He visto tu Ángel 
Alas de Cielo y Mar adornan tu espalda
Susurros de Vida herida, cicatriz de Fe y Sonrisa
He visto tu Ángel
Alas de Cielo y Mar lo elevan   
Late el Ocaso, pum, pum, pum, pum....
Late el Ocaso que no muere, 
nace el Ocaso al final del día, 
señal de un nuevo comienzo. Su voz rasga el viento, su voz silenciosa pero audible, escribe el mar en su espalda a arañazos del alma...
Esa felicidad bajo el agua que lo vio nacer, Cangrejo de ilusiones como granos hay de arena, tus huellas imborrables, tus Alas de Cielo y Mar abiertas al final del día, donde naces de un puñado de letras....
Baila bajo el mar, sonríe con las gotas de lluvia y aroma de la tierra húmeda, pero baila, sin importar los pies izquierdos el baile te eleva y te lleva lejos.... 
Tus Alas de Cielo y Mar abiertas al final del día, donde naces y sostienes la felicidad en tus manos, allí en el horizonte donde el sol se esconde estoy deseándote un feliz nacimiento, un año más de alto vuelo....

Feliz Cumpleaños, Shrek...




Él

Cuando está en su mundo es un encanto, me permito observarlo atenta, no quiero perderme nada, cada gesto lo grabo en mi memoria, su relajación es contagiosa y absoluta, está así, silencioso, dejando que su alma le hable, gritándole sentimientos, emociones, y él se deja ir, se aleja. 
Él está hecho de tinta y papel, olor a pergamino rasgado por sus versos. 
Yo, sentada en el sillón cerca de la ventana, casi puedo escucharlo, me gusta que sea él, cercano y distante, somos tan parecidos.
Él vuela sin alas, y me enseñó a volar también. 
Él ve mis alas y la luz que me baña, cuando yo a veces no las puedo ver.
Él está hecho de tinta y papel, olor a pergamino rasgado por sus versos.
Sonríe y escribe, he notado que me ha mirado de reojo muy rápido, así es él, juega como un niño, a veces olvidadizo, le reto en la intimidad, me reta en la vida, nuestras batallas son de piel contra piel, y ambos ganamos.
Se arregla las gafas, escribe y escribe, a veces se aísla por días, y nuestros tiempos son respetados, él no me pertenece ni yo le pertenezco.
Nuestros tiempos son los justos.
Somos libres lado a lado.
Él está hecho de tinta y papel, olor a pergamino rasgado por sus versos.
Él es sal y arena, es un murdock de alma salvaje y serena.
Sigo leyendo o al menos lo intento, es mi quinta vez con Dantés.  
Él está hecho de tinta y papel, olor a pergamino rasgado por sus versos.
Celoso de un Príncipe de cuento, un dibujo que a él me recuerda, a Eric no tiene nada que envidiar, ambos son hijos de altomare.
Se entrega con todo el corazón cuando está enamorado, enamorado de la vida, siempre una sonrisa, un gesto amable, el cariño por su gente es admirable. Y lo admiro, y me encanta su trato a sus amigos.
Paso de Danglars por un instante, mi Dantés está concentrado en su propia venganza, una dulce contra la página que es testigo de sus pensamientos, y sé que cobra vida un beso.
Beso su poema, cada línea trazada como si la escribiera en mi piel, partícipe de sus labios que esbozan esa sonrisa infantil.
Él es así, un poco terco en ocasiones, tiene su mundo, yo tengo el mío y cuando hacen colisión el cataclismo es constructivo. 
Nos entendemos, a nuestra extraña manera.
Él está hecho de tinta y papel, olor a pergamino rasgado por sus versos.
Somos equilibrio, un equipo de contrastes, opuestos, similares. Equilibrio.
Él me encuentra observándolo, se quita las gafas y hace un gesto con la cabeza, dejo el separador en la página que leí unas.... tantas veces en ese tiempo, ¿qué tiempo? No lo medíamos estando juntos, no existía, y yo es que tampoco llevara reloj, nunca lo hacía eso no dejaba de sorprenderlo. 
Me siento a su vera dejando a Dantés en la mesita de noche, tengo al mejor Conde aguardando paciente.
-A ver si te gusta, y te sorprende-sonríe.
-Me gusta que me sorprendas-contesto.
-Me gusta sorprenderte, se te queda una cara de ilusión que ni el mejor pintor le haría justicia, es que tus ojos brillan como un faro, niña.
Río, me besa los labios con ternura y hambre, en ese orden, el pulso se acelera, sonrío en sus labios y me separo apenas para leer sus latidos escritos, los que resuenan en su pecho traducidos a otro idioma. Que de idioma de latidos comprendemos en los silencios.
Leo atenta cada frase, se levantó temprano en domingo con las musas revoloteando, si fuese celosa sentiría celos de ellas, sin embargo en su lugar adoro que le dancen, es que él está hecho de tinta y papel, es sal y arena, olor a pergamino rasgado por sus versos, la tinta corre por sus venas. 
   
Feliz Cumpleaños a uno de los Seres más especiales y maravillosos que he conocido, qué sepas siempre que Te Quiero mucho, Demian....