Spin-off

Spin-off

domingo, 13 de julio de 2014

20...

  


      Y allí estaba yo, camino a la sede de la Fundación As, cuyo dueño era Carlysle Alexander. 
      Esperé a que Ivel y Elliot se marcharan a la fiesta, le pedí el coche prestado a Carl-el portero del edificio-, quien sin pensarlo mucho me dio las llaves. Creo que he abusado mucho de éste pobre hombre. Y él que se deja.
   Encontré la sede el día que estaba buscando el cementerio donde yacían los padres biológicos de Ivel; un edificio grande, uno de los más llamativos en Portland. Y el más nuevo también; le hablé a Claudia de él, me pidió que no me acercara pero luego de lo ocurrido en Londres, y el que Carlysle, posiblemente estuviera involucrado, pues la hizo cambiar de opinión. 
   Le marqué tan pronto llegué a la Fundación.

-Ahora soy yo la que no está muy segura, Claudia.-le dije al escuchar su voz.-¿Crees que guarde algo importante aquí? No parece el lugar más importante para él.

-Por eso puede guardar algo importante allí, es el menos indicado. ¿Quién buscaría allí?

  Buen punto.

-¿Dónde está Ivel?-me preguntó.

-En una fiesta...-dudé si decirle de quién era dicho evento.-Organizada por Jonathan Fitz. ¿Te suena?-murmuré.

-¡Mierda! ¿Me estás tomando el pelo? ¿Qué hace Ivel....

-Va a por él, Claudia. Hizo memoria y sabe lo que te hizo.

   La escuché maldecir.

-Se lo dije a Warren.-susurró.-Ocupémonos de esto primero, luego pensamos qué hacer con mí hija.

-Me preocupa, no puedes dejarla en segundo plano.

-No lo hago, reservé un vuelo. Estaré allá en un par de días, no se lo digas.

-Eres mí jefa, no te preocupes, por mí no lo sabrá.-La puse en el altavoz mientras sacaba mí portátil.-Sólo hay un guardia, me ocuparé de él; acabo de apagar todo el sistema de seguridad del edificio.

-Bien jugado, asegúrate de estar en un punto ciego; deben haber cámaras por las calles adyacentes al edificio.-me indicó Claudia.

-Lo hice el día que pasé por aquí, y hay varias. Acabo de apagarlas, saldré.

   Me puse el manos libres y caminé hacia el guardia, estaba agachado de espaldas atándose los zapatos. Saqué una jeringa y antes de que pudiera darse cuenta se la clavé en el cuello.

-Guardia caído, voy a entrar.

-¿Cómo lograste apagar las cámaras y el sistema de seguridad de ése edificio?-preguntó, interesada.

-Tengo mis gadgets, Claudia. Puedo robar un banco si quiero.

   La escuché reír.

-Qué Ivel no se entere.

   Reí también. Robar un banco está en su lista imaginaria de cosas por hacer, justo debajo de secuestrar a Channing Tatum.  
    El guardia tenía la puerta abierta, posiblemente había entrado a por algo; me dirigí a uno de los tres elevadores y presioné el botón del piso 35, el último. 
   Las puertas se abrieron en la oficina, salí y encendí la luz; todo estaba en completo orden, tenía que ser familia de Ivel.

-No hay muchas cosas aquí.... Vale, tiene discos de música clásica.-dije extrañada, Ivel tenía una colección igual.-¿Estás segura que éste hombre no es su papá?

-Es su tío, ¡Dios la salve si resulta ser su padre!-exclamó Claudia.

-¿Warren está contigo, jefa?

-No, está abajo hablando con nuestros niñeros.

-¿Eh?

-Los amigos de mí marido insistieron en montar guardia, con el asunto del atentado tenemos más escoltas de los que la reina pudiera desear.

  Reí por el comentario, Warren tenía muchos conocidos que eran policías. Buenos polis, así que no era de sorprender que se prestaran para cuidar del hombre y su mujer.

-Acabo de encontrar algo, un sobre amarillo encima del escritorio. Por la fecha es de hace más de una semana.-Cogí el sobre y lo abrí.-¡Dios mío!-musité al ver las fotografías que habían dentro; Claudia protagonizaba casi todas, en otras aparecía con Warren.-Claudia te estoy enviando lo que encontré.

   Tomé fotos con el móvil y se las pasé al correo.

-¡Joder!-la oí decir.-¡Warren, mira esto!

-Los tiene vigilados.-comenté.

-Leyla sal de ahí, regresa a casa; desde éste momento nos toca a nosotros.-ordenó Warren.

-Vale, si necesitan algo más me avisan.

-Cuida cada paso de Ivel por favor, pronto estaré por allí.-agregó Claudia.

   Seguirle el paso a Ivel era difícil, pero primero: son órdenes. 
    Y segundo: es mí mejor amiga la que está en peligro.






-Leyla....







2 comentarios:

  1. JUEGO DE ESPIAS, ES EMOCIONANTE, JEJEJEJE...
    UN BESAZO IVEL!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan los juegos de espías *.* xDDDD

      Besos, Lord!!!!!

      Eliminar