Spin-off

Spin-off

martes, 12 de enero de 2016

De Caretas.... Y Amenazas...



Una mentira...
Y el olor a sangre ya se percibía en el ambiente....


Principado de Asturias....


   

     Escuché risas abajo mientras me duchaba, hacía tiempo que no oía tanta felicidad a mi alrededor, siempre estuve rodeada de oscuridad. Desde el instante en que mi padre se marchó de casa, Luna fue ese rayo de luz. Recuerdo tan bien tenerla en mis bracitos cuando nació, morena, su cabello negro, sus ojitos abiertos, su aroma. Mi corazón latió con fuerza, ella era mi razón para vivir, siempre lo fue aún cuando la desesperación me podía, y la parca me tentaba a quitarme la vida, era su rostro el que aparecía en mis recuerdos, era su voz la que escuchaba, su risa.
   Y ahora podía oírla otra vez.
   Sé que por dentro está muriendo de preocupación por Sebastian, pero no lo da a demostrar para mantener en calma a Vit, ya tuvo suficiente con la muerte de su padre.

    Entré al comedor y las encontré desayunando junto a Maura y a Enrique, Faye no estaba por ninguna parte, no es muy asidua a ser feliz a menos que Sahar esté a su lado. 
   Me quedé observando a Luna y a Vit, e imaginé a Luna como una chiquilla. Era como verme allí, como cuando eramos unas niñas y desayunábamos con nuestros padres. Luna reía, estaba riendo ¡Santo Dios!... Y no pude evitar sonreír también, todo aquello parecía una ensoñación. Extrañaba esto, y no importaba cuánto durara, el tiempo no me significaba nada. Estos instantes valían la pena vivirlos.
   Me senté a la mesa, Enrique me dijo que les dio el día libre a los trabajadores para evitar que vieran a Luna. Y añadió que Viktor no tardaría en llegar, eso esfumó la fantasía en la que estaba viviendo; Luna parecía distraída con Vit, pero escuchaba atenta lo que decíamos.

-Vas a tener que volver con Faye a esa casa donde te llevó para resguardarte.-dije sin probar bocado.

-Vale, pero necesito saber cómo está Bastian. ¿Han sabido algo de él?

    Justo antes de responder apareció Faye pidiéndome un minuto para hablar a solas. Luna asintió en su dirección, ella sabía de qué iba.
    Me levanté y la seguí a la sala de estar.
     
-Tú dirás.

-Illian Vesper, ¿te suena el nombre?-dijo sin rodeos.

-Es tu padre, lo supe cuando Sahar me dijo tu nombre completo hace tiempo; pero creo que terminé olvidándolo poco después porque me tomó por sorpresa verte en el despacho de Viktor, diciéndole que Illian era tu padre. 

    Era cierto, lo recuerdo...ahora lo recuerdo, Sahar me lo había dicho antes. ¿Cómo pude olvidarlo?

-Yo hice que se te olvidara, quería ser yo quién te lo dijera cuando me dispusiera matarte.

-¿Disculpa?

-¿Qué hacías en mi casa el día que asesinaron a mi familia?-¿No estará creyendo que...?-Responde Amanda, y no digas que no tienes idea de qué estoy hablando porque yo te vi saliendo de allí, y luego con Carlysle, Viktor y Lucrecia en el funeral. ¿Acaso fuiste tú quien cumplió con la orden de ejecutarlo? ¿Fue a ti a quien envió Lucrecia a matarlo?

-No digas estupideces, en primera porque Lucrecia no me da órdenes, no tiene idea que yo sé muy bien cómo quitarle la vida a alguien sin remordimientos.-Sé que Faye es consciente de que Lucrecia ignora todo lo que he hecho, lo que dijo sólo lo soltó por frustración.-Y segundo: la razón por la que fui era porque necesitaba respuestas que tu padre podía darme. Él ayudó a Viktor en un proyecto de clonación humana, tu padre ayudó a que Vit fuese posible.-Su expresión pasó de furiosa a triste en cuestión de segundos.-Tu padre ayudó a Viktor a clonarme, Faye.

    Ella se sentó despacio en el sofá, vi cómo sus manos temblaban, y sus ojos se inundaban de lágrimas.

-Viktor ha estado obsesionado conmigo desde que era una niña, y su obsesión no es porque sea hija del inmortal al que buscan. Es por el sólo hecho de que le gusté al muy enfermo; su obsesión lo llevó a investigar sobre la vida artificial, la clonación humana y aunque falló incontables veces, al final lo consiguió. Tras descubrir lo que hacía y quién le ayudó, busqué a tu padre para saber si había resultado el proyecto que Viktor llevaba a espaldas de sus superiores, para cuando llegué con él ya era muy tarde. Se me habían adelantado.

-Mi padre no se pres....

-Se prestó para cosas peores, Faye.-dije, interrumpiendo su balbuceo.-Investigué a fondo, y ayudó en experimentos mucho peores. Matty incluso llegó a decirme que su ejecución se debió a que....

-Se les salió de las manos, comenzó a actuar por su cuenta. Sí, sí, Lucrecia me lo dijo anoche y aún no puedo creerlo.

     Se pasó el dorso de la mano por las mejillas para limpiarse las lágrimas. Era extraño ver a la fuerte y agresiva Faye, llorando.

-No elegimos a nuestra familia, es la que nos toca.-susurré, cruzando los brazos. Soné fría, lo sé.-Y de algún modo entendí a tu padre, al final sólo quería salvar a tu hermano.

   Oí su apenas sonrisa.

-Elliot no tenía cura, él lo sabía. Estaba en etapa terminal.

-Eso fue lo que frustró al renombrado señor Vesper, por eso entró en desesperación porque ¿de qué sirve tener tanto conocimiento y ser exitoso, famoso, si no puedes usar todo eso para salvar a tu hijo? No justifico sus acciones, pero tampoco las juzgo, yo he hecho hasta lo indecible para proteger a mi hermana.

    Faye se puso de pie con la cara limpia de lágrimas, no se notaba que hubiese llorado. 
     Me miró fijamente.


-Ese día, si él hubiese estado vivo tú....

-Por el simple hecho de ayudar a Viktor.-dije, y respondí a la pregunta que no la dejé terminar.-Sí, lo habría matado. 

    Faye me dio una bofetada que resonó junto a la voz de mi hermana.
  Dejé que sacara su rabia conmigo, desde el primer momento en que nos conocimos hubo cierto roce de su parte hacia mí. Y ahora sabía la razón, creía que yo había asesinado a su familia; y lo habría hecho, tal vez. Por eso permití que me abofeteara, aunque fue estupendo que Luna entrara al salón, no por dejar a Faye desahogarse conmigo iba a quedarme de brazos cruzados.

-¿Por qué lo hiciste?-le preguntó mi hermana a Faye.

-Lo merezco, Luna. Déjalo así.-Saqué el móvil de mi bolsillo, había empezado a sonar. El identificador mostró el nombre de Viktor, me llevé el dedo índice a los labios para pedirles silencio.-Dime.

-Estoy en Madrid, Amanda, acabo de llegar y necesito que estés aquí lo más pronto posible. ¿Has visto las noticias ya?

-Sí, es lamentable.-No podía decir nada delante de Luna, Viktor hablaba del avión donde viajaban su mujer, y sus hijos.

-Daré una rueda de prensa, y necesito que estés a mi lado, trae a Vit contigo. Piotr ya está aquí.

-Hasta entonces.

    Corté.

-¿Qué te dijo?-inquirió Luna.

-Se fue directo a Madrid, y me pidió que viajara hoy mismo.-Bajé la mirada, si no le decía ahora....-Luna algo pasó con el avión donde trasladaban a Sebastian.

-¿Qué pasó? ¿Dónde está Bastian?

-El avión cayó, y estoy segura que Viktor planeó todo.-La respiración empezó a fallarle a mi hermana.-Necesito que te calmes y escuches con atención: Declan iba con ellos, es posible que hayan sobrevivido.

-"Es posible" no me es suficiente...-susurró, apretando los dientes llena de ira.-El hombre que amo iba en ese avión, si le pasó algo.... Amanda si no murió en la caída, las heridas provocadas por los balazos que recibió lo matarán.-Se volvió, buscando a Faye.-¿No tienes cómo comunicarte con él?-preguntó.

-Lo intentaré, en todo caso él ya lo habría hecho, así que.....

-Cuida lo que vas a decir.-le dije, empleando un tono amenazador.

    Faye prefirió callar.
   Vit, Maura y Enrique se prepararon para acompañarme de regreso a Madrid. Luna y Faye se quedarían unas horas más en Asturias, me alcanzarían en la noche; no quería separarme de mi hermana tan pronto, pero ya llegaría el momento en que eso no pasaría. No más.
   Antes de salir me cogió de la mano, no disimuló muy bien la angustia que le provocó la noticia. Se estaba desmoronando.

-Cuídate de él, Ame, y de Piotr. Ese hombre me da mala espina.-dijo.

-Y no te equivocas, es como su padre, por eso él no iba en ese vuelo. Sabía lo que iba a pasar, y se encargó de bajar a Vit por ordenes de Viktor.-Luna asintió.-Sebastian está bien, metería las manos al fuego por Declan. Estoy segura de que lo tiene a salvo en algún lugar, a él, a su madre y a su hermana; ya vas a ver, Sebastian estará a tu lado de nuevo, aunque me cueste aceptar vuestra relación por lo obvio.-sonreí, ella me siguió. Me abrazó, de esos abrazos fuertes que hacía mucho necesitaba, que sólo ella sabía dar,
y que descongelaban el corazón y brindaban luz a la oscuridad que ensombrecía mi alma.-Desearía que todo fuera como antes. Que ésta pesadilla simplemente no hubiese pasado. Quisiera despertar y ver a mamá y a Gaspard. Quisiera despertar, y que fueses feliz, Luna.

-Yo también desearía despertar...-susurró. Y agregó, sin apartarse de mí:-A pesar de todo, tenerte de vuelta, y haber conocido a Bastian me han hecho la persona más feliz del mundo, hermanita.

   Sonreí. Besé su mejilla y salí antes de que las lágrimas empezaran a correr.

    Llegamos a Madrid con el tiempo justo para la entrevista que se daría en LexCorp. Fuimos directo a la compañía porque nada más llegar Viktor volvió a llamarme para decirme que Vit estaría presente, me hice una idea de por dónde iba la cuestión; Enrique y Maura nos acompañaron.
    Habían medios de comunicación de varias partes del mundo, no me sorprendía que le dieran cobertura a éste tipo de noticias. Viktor es uno de los hombres más poderosos e influyentes, y ya ha pasado por mucho en menos de un mes. Claro que iba a atraer la atención. Todas las miradas estarían en él, y en tiempos de terrorismo, era fácil saber que le achacarían la muerte de Niklaus, el atentado contra Sebastian en el funeral y ahora la caída del avión donde lo trasladaban a Berlín, a los terroristas. Cuando el verdadero terrorista detrás de todo eso y más, era la víctima.
   Porque aquí entraba en juego eso: Viktor, éste día, se haría la víctima.
    
    Dejé a Vit con Maura y Enrique, y me dirigí a donde se encontraba Soren. De lejos vi que tenía la cara golpeada.
    Cuando llegué a él inclinó un poco la cabeza en señal de respeto.

-¿Piotr te hizo esto?-le pregunté.

-No lo hizo sólo.

-Debí ser más discreta, fue mi culpa, Soren.

-No se preocupe, si no he renunciado es por usted y por la niña Vit. Y claro, por Sebastian, Luna y Paloma; quiero serles útil.

    Asentí, Soren sabía de Luna y de mí. Sebastian debió confiar en él, confiarle a mi hermana por si le pasaba algo.

-Ya llegaste.-Me volví, Piotr y sus aires de superioridad.-Padre quiere vernos antes de iniciar con la rueda de prensa.

    Me despedí de Soren, y me fui sin dirigirle ni media palabra al idiota de mi excuñado.
    Viktor se encontraba en una oficina contigua al salón de prensa de la compañía. Entré, lo saludé con un beso en ambas mejillas, y esperé sus indicaciones.

-Piotr me dijo que ¿eres la tutora legal de Vit?-Fue lo primero a lo que hizo mención.

     Miré a su engendro.

-Sí, Niklaus me lo pidió, yo me negué porque no soy su familia de sangre. Lo insté a que hablara contigo al respecto, pero no sé por qué decidió hacerlo así, a escondidas; sabes el cariño que le tengo a la niña, y el cariño que le tenía a Nick y a su mujer. Al final accedí.

-No me parece correcto, tú lo has dicho: no eres su familia de sangre. Sólo le quedamos papá y yo.-alegó Piotr.


-Cálmate, hijo. Si tu hermano confió en Amanda por qué debemos oponernos a su última voluntad, yo también confío en ella, no pudo elegir a nadie mejor para tal responsabilidad.


     Miré a Piotr, y le dediqué una sonrisa entre victoriosa y burlona.
   

       Sé que no podía fiarme de Viktor, pero valía la pena gozar con la cara de berrinche de Piotr.
      Viktor se aclaró la garganta, se acomodó su saco, su corbata, levantándose de la silla donde estaba sentado. 

-La desgracia ha caído sobre esta familia, Amanda. Mi esposa, mis hijos, ¿cuánto más voy a perder?-dijo, practicando el tono lastimero con el que hablaría en unos minutos delante de los periodistas y el resto de la gente.

-Un hombre como tú no merece pasar por todo este dolor sólo, no merece experimentarlo siquiera. Le has dado tanto al mundo, Viktor.-Juro que me lavaré la boca con jabón.

-Eres un ángel, hermosa.-sonrió.-Debemos ser fuertes, diga lo que diga Piotr, eres parte esencial de ésta familia, mi niña.

    Me asqueó oírlo decir "mi niña". Me asqueó que me tocara el brazo y que luego pasara su mano por mi mejilla. Me asqueó.... Me sentí sucia...
   Nos invitó a acompañarlo. 
   Y al poner un pie en la sala de prensa, los flashes se dispararon, y las preguntas fueron lanzadas. Viktor tomó su lugar frente a todos, y el telón se levantó.



-Los últimos días han sido duros para mí y para mi familia.-comenzó,. Vit estaba sentada en la silla de ruedas, a mi lado.-Primero mi nieta es secuestrada y herida de bala, escasos días después mi hijo mayor muere de la forma más despreciable e inimaginable, durante su funeral sufrimos un atentado y otro de mis hijos cae baleado, por su estado fue trasladado a Berlín, pero nunca llegó porque el avión donde iban él, mi mujer y mi hija menor fue siniestrado.-Vit bajó la mirada, yo le había explicado todo en el avión, apreté su mano.-Un equipo de búsqueda está haciendo lo pertinente, pero me temo que no hay ninguna esperanza de vida, o al menos es lo que se me dice. Nosotros que no le hemos hecho ningún mal a nadie somos atacados de esta forma tan cruel, estoy perdiendo lo más sagrado para mí que es mi familia. Y sólo puedo pensar en un culpable....-Vi una sonrisa deslizarse por los labios de Piotr, y esperé, atenta y conteniendo la respiración, a que Viktor continuara.-Hace días recibí en mi casa una amenaza de una de sus traficantes de muerte....-No...pensé.-Ustedes conocen los rumores que rodean a esta persona, mi hijo mayor sólo quería ayudar a la Interpol a dar con la verdad sobre él. Sobre sus lazos con una hermandad de asesinos, terroristas; y al parecer mi hijo encontró esa verdad. Llevándonos con él en el trayecto al mismo infierno, porque siento que estoy allí.

     Viktor, no.... Calla...

-Si algo nos pasa a mí, y a lo que resta de mi familia.-Hizo un ademán, señalándonos a Vit, a Piotr y a mí.-Culpo abiertamente a Vladimir Bélikov.....

       El bullicio y los flashes volvieron a la sala tras esa acusación....
     Y a mí se me vino el mundo encima al oírlo culpar a mi padre.

    ¿Qué has hecho, Viktor?






















-Amanda.....


   

 






10 comentarios:

  1. Qué história llena de malas intenciones!!!!!
    Qué drama que se me aparece por ahHora... quiero leer la continuidad..... y por lo tanto te sigo... desde ahora!!!
    Ivel.... muy lindo tu texto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!! Y sí, hay muchas malas intenciones en esta historia... Espero disfrutes la continuación...

      Saludos!!

      Eliminar
  2. El infierno deja de arder, y como decía una frase por allí, el diablo se divierte. Me gustan los matices de las imágenes, hacen visualizar mejor la historia.

    Besos dulces señorita ninja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, mi buen amigo...
      El diablo ha salido a divertirse...
      Y sobre las imágenes, a veces es un poco difícil encontrar las justas, pero es entretenido buscar, me hace bien saber que logran su cometido... ;)

      Besos muchos, Señor Poeta.. :)

      Eliminar
  3. Vaya crisol de personajes frozen!! Tienes una hermosa habilidad para las historias, me encanto. Besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de que te encante, Shrek!!!

      Besito, niño...

      Eliminar
  4. La historia es de lo más interesado, aunque estoy un poco perdido. Como alguno debe estar con mis historias de Duality
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para entenderla debes leer desde el inicio, jajaja He leído un poco sobre Duality, y no he sentido que me pierda, leeré un poco más a ver qué pasa... Me gusta tu estilo ya te lo he dicho.. ;)

      Besos!!!

      Eliminar
  5. Frases muy buenas, Ivel. Lobo con piel de cordero haciéndose la víctima.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es Viktor, un lobo con piel de cordero... Despreciable es poco..

      Mil besitos, mi niña... ;)

      Eliminar