Spin-off

Spin-off

sábado, 29 de agosto de 2015

Una Vez el Silencio....


    

    Me quedo en el más frío silencio....
    Inmóvil....
    Distante...
    Con esta tormenta interna destruyendo todo a su paso....
    Que si hoy me falta la Luz, me abrazaré a tu magia....
    Que si hoy me sobra ropa, me vestiré de plata...



    Me observas desde el otro lado de la habitación, sentado en el sillón pensando en la mejor manera de calmar mis males.... 
    Males que ni yo entiendo... 
   Males con los que no quiero arroparte. 
   Hoy mi cabeza es un mar de confusiones... De "Quiero" y "No quiero"... Y no entiendo qué haces aquí. No entiendo qué hay en mí que hace que te quedes....
   Me he acostumbrado a alejar a la gente que quiero para no hacerles pasar por estos momentos de "inestabilidad", y te veo, e intento de todo para que te marches... Y continuas como una sombra cubriéndome con tu cuerpo... Arropándome con tus brazos.... Sanando(me) con tus labios... 
    Te levantas y caminas arrastrando los pies descalzos por el suelo. 
 Fuera, la luna permanece brillando, colándose por la ventana. Dentro, tu mirada encuentra la mía, instante en que levantas mi cara y me cuelgo de tu leve sonrisa mientras tu dedo índice atrapa una lágrima...
   -¿Cómo le explico al dolor que no deseo que pinte tu carita?-susurras. Depositas un beso en mi frente con el que intentas reconfortar esta alma descompuesta.-¿Cómo le explico a tu locura que es parte esencial de la mía?-Una sonrisa escapa a mis labios, y tu dedo índice recorre mi nariz hasta la punta.-Tiñes mis mañanas de colores, y en tus noches de insomnio soy la cura perfecta.
    Te tienes tanta confianza que logras transmitírmela, beso la comisura de tus labios.
   -Tiñes mis mañanas de colores, y en noches como estas eres la cura perfecta.-repetí, desabotonando su camisa.-Una vez el silencio se instala, haces música conmigo, a mi lado, en mi interior.... Entre gemidos...
     Miro en tus ojos, directo al lugar donde el alma descansa.
  Una vez el silencio se instala, este doloroso silencio que me rompe desde adentro; donde me siento a solas conmigo misma e intento superar lo que me hace tanto mal. Donde callo mis miedos, y mi dolor para evitarselo a alguien más. Donde no siento... Donde no quiero sentir.... Donde la tormenta en mi interior causa destrozos. Y tu reparas los daños...
    
   
  Y buscas mi boca entregándote a ella, recostándome para liberar(me) de estas sombras que me cubren... 
    Cada vez que resto fuerzas.... Tú vienes y las sumas...
   Y te siento, como guardián de mi locura... Ésta locura aunada a la tuya... No hay otra explicación... Para que me acompañes en este silencio has de estar igual de loco que yo...



    
    
    Y me aferro a tu cuerpo.... Fundiéndolo al mío....
     Y me enredo en tus caderas.... Sintiendo cada embite de tu alma en perfecta sincronía con la mía...
   Y me hago presa de tus brazos, y de tu lengua.... 
    Y me encuentro en tus ojos.... Siendo mi hogar... Mi templo.... Mi refugio....
    Aquí donde el dolor se marcha.... 
  Donde las sombras huyen.... 
  Porque eres Luz.... En mi propia Luz.... 
  Y Hermoso Ruido, Mágica Música en mi Silencio....